di_versos

El aire de la tarde se amodorra
en el verdor pringoso de las jaras,
salpicado de blancos y amarillos.
Las copas de los pinos, por encima,
brillan de luz
               disuelta en los azules.

El sendero transforma los instantes
en fugaces metáforas del tiempo.
Susurra el cauce leve en un recodo
y tiñe de colores imprevistos
la mirada.
           Y están todos los rojos.

Fragante intimidad. Mirar al fondo
de la nada.
            Sentir lo que seremos.

Entradas populares