miércoles, 18 de enero de 2012

Glosario_09

Memoria
Como paradigma de la psicología cognitiva y -más recientemente- de la neurociencia, se denomina así a una función del cerebro y, a la vez, un fenómeno de la mente que ofrece al organismo la posibilidad de codificar, almacenar y recuperar información. Su acción se sustenta en las redes internas de éste, creadas mediante las conexiones entre neuronas, permitiendo la retención de experiencias pasadas. Según su alcance temporal, se reconocen tres tipos: De corto plazo (consecuencia de la simple excitación de las conexiones neuronales que se refuerzan o sensibilizan transitoriamente), De mediano plazo y De largo plazo (consecuencia de un reforzamiento permanente y duradero de las conexiones neuronales gracias a la activación de ciertos genes y a la síntesis de determinadas proteínas).
En otra acepción, que podríamos denominar biográfica, este término se descargaría de sus contenidos bio-neurológicos para describir el conjunto de recuerdos personales, de hechos y acontecimientos, que su autor ha vivido como protagonista o como testigo. En este terreno, se establece una diferencia importante con la autobiografía, ya que mientras ésta refiere una trayectoria vital de forma completa para describir la identidad alcanzada por alguien a lo largo de una vida, mediante el relato de la misma, la memoria supone un recuerdo parcial, fragmentario y deformado cuyo interés se centra, más bien, en rememorar vivencias del yo que se corresponden con una determinada etapa o época definidas. Es decir, en definitiva, lo que caracteriza e identifica individualmente la acumulación y evocación personal de los recuerdos.
Me gustaría mucho conocer
el efecto abrasivo del tiempo en otras vísceras,
comprobar si el pasado
impregna los tejidos del mismo zumo acre,
si todos los recuerdos en todas las memorias
desprenden este olor
a fruta madura mustia y a jazmín podrido.
Ángel González (Fragmento del poema Otras veces)