sábado, 9 de agosto de 2014

Textos "breves como fotos"_25

Cuando ella leyó en voz alta el texto que estudiaba sobre arte primitivo, a él le vino a la cabeza un recuerdo muy tosco de su adolescencia con sabor a descubrimientos: cuevas y abrigos en sus queridas montañas de adopción. Ella, en cambio, sintió el deseo de pintar desnuda: pájaros en el techo, antílopes en las paredes y peces en un suelo de tierra húmeda. Cruzaron sus miradas primigenias y se acariciaron con ellas. Se besaron e hicieron el amor; y se creyeron capaces de viajar muy lejos en el tiempo y en el espacio.