sábado, 22 de diciembre de 2018

Textos "breves como fotos"_49

Las paredes de la habitación están llenas de láminas enmarcadas —dibujos y fotografías, sobre todo— recordando un viejo studiolo. Desnudo, en su centro geométrico, el autor escruta los minúsculos detalles de esas texturas tan diferentes, despreciando las figuras representadas. Trazos de grafito y de carbón, campos de color aguados y matéricos. Manchas. Granos de plata. Tramas infinitesimales de tinta proyectada. Un caleidoscopio enorme, con el que se deleita hasta escuchar los ecos de su propio interior.