sábado, 2 de noviembre de 2019

di_versos


Uno.
Dos.
Tres.

      Goteo de esperanza
transparente. Latidos en la noche
que palpitan por cuartos de silencio.
Insólita clepsidra. Tiempo y suero
desaguando en tu brazo derrotado.

No acude el sueño.
                   Cuatro.
                   Cinco.
                   Seis.

Esa niebla de luz amarillenta,
supurada del techo y las paredes,
nos permite velar el suelo oscuro
y los futuros. Pero jamás a Ella.

Invisible,
           mas siempre desvelada.
Siete.
Ocho.
Nueve.
Diez.