sábado, 30 de mayo de 2020

Biblioteca de instantáneas_29

La exposición estaba repleta y las fotos me resultaron inesperadamente vivaces. Munkácsi practicaba un periodismo dinámico: le gustaban las poses deportivas, la juventud, la gente en movimiento. En esa instantáneas que, si bien cuidadosamente compuestas, siempre parecían tomadas sobre la marcha yo podía ver la conciencia alerta que había puesto en sus obras magistrales, como la foto de tres niños africanos corriendo hacia las olas en Liberia. A partir de él, y de esa foto en particular, Henri Cartier-Bresson había desarrollado su ideal del momento decisivo. En medio de la blancura de la galería, con sus hileras de fotos y el apremiante murmullo de sus espectadores, la fotografía me parecía un arte misterioso como ninguno. De toda la historia, un momento quedaba capturado, pero los momentos anteriores y posteriores desaparecían en la corriente del tiempo: solo el momento elegido era privilegiado, preservado, por la sola razón de que lo había captado el ojo de la cámara".
Ciudad abierta
(fragmento) Teju Cole