sábado, 20 de junio de 2020

Intuiciones_34

Todo lo que producimos nos muestra, incluso lo más oculto e inconsciente, así que doy por supuesto que todo aquello que hago se parece a mí. Intento verlo traspasando las capas más superficiales porque, en este juego de los espejos, se requiere una mirada aguda. Para ella, detrás de lo visible, siempre habrá mucho más de lo que pueda ver el ojo. En mi caso, tras la aparente corrección —orden y exactitud— quizás se esconda toda la descomposición que albergo.