sábado, 31 de diciembre de 2011

Glosario_08

Intuición
Término que designa la facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento. Expresa por lo general la visión directa e inmediata de una realidad o la comprensión directa e inmediata de una verdad. Esta ”visión” o “comprensión” se condiciona, en ambos casos, a la inexistencia de elementos intermediarios que se interpongan en su generación "directa".
Con la evolución de las teorías del conocimiento, su consideración y análisis se ha desplazado desde el campo filosófico al terreno de la ciencia positiva, siendo hoy considerado como un tema de estudio propio de la psicología y de la investigación neurológica. En sus primeras concepciones filosóficas se ha tendido a contraponer el pensar intuitivo al pensar discursivo. Se ha enfrentado a la “deducción” (Descartes) o al “concepto” (Kant) y, en general, la filosofía ha considerado la intuición como un modo de conocimiento primario y fundamental realizado de modo inconsciente en base a la acumulación generada por la experiencia cotidiana, la actividad profesional específica y la formación académica.
En psicología, desde una perspectiva cognitiva, se considera que el cerebro procesa con una mente de dos vías. Una -oculta e intuitiva- que es rápida, automática, no requiere esfuerzo y es asociativa e implícita, y otra consciente o explícita, discursiva, secuencial, racional, y que requiere de un esfuerzo para que funcione. Esta dualidad fue expresada por Edward De Bono, desde una perspectiva humanista, con dos términos que matizan y enriquecen las relaciones entre ambas vías. El “pensamiento vertical” que es lógico y fundamentalmente hipotético deductivo, y el “pensamiento lateral” que es algo más complejo que lo meramente intuitivo y corrige la tendencia del primero a fabricar modelos, para juzgar las novedades en base a ellos. Actúa liberando la mente de viejas ideas, estimulando las nuevas mediante la perspicacia, la creatividad y el ingenio, procesos mentales con los que está íntimamente unido. De Bono propone -y esto es lo más interesante- su uso de manera consciente y deliberada, como una capacidad que todos poseemos y podemos reconocer, desarrollar y utilizar con mayor frecuencia.