sábado, 9 de mayo de 2020

di_versos


Desolación voraz. Febril deseo.
Vértigo desprendido del pasado.
Vahos de soledad. Templos abatidos.
Arquerías, sin clave ni dovelas,
sujetas a un hechizo fascinante.
Basas y capiteles de palacios
sin trazado. Cornisas desprendidas.
Tapiales sin techar.
                     Mustio collado.

En el aire, nublados por la brisa
de polvos y cenizas, flotan bultos
como espejismos leves. Descosidos
de la historia. Son ecos de victorias
o de derrotas épicas. Son restos
de ofrendas a los dioses, por la muerte
o por la vida. Mármoles tallados
para envidia del mundo y sus estrellas.

Mis vacíos, sedientos de futuro,
compiten por llenarse de tu tiempo.
Cautivo de un presente demolido.